2/10/2009

INFIERNO

"Infierno" es el que se vivió en Argentina durante la dictadura militar(1976-1983).El horror se instaló en uno de los países más fascinantes de este viejo planeta. Cuesta imaginarse a Buenos Aires sumida en el miedo y el terror. Cuesta imaginarse sus anchas avenidas con hombres armados sacando de sus casas a familias enteras para no hacerles regresar jamás. Cuesta olvidar
que hombres y mujeres "desaparecieron" como si nunca hubiesen existido.

Muchos han querido pasar página, como si aquel tiempo nunca hubiera existido. Otros,entre ellos escritores y cineastas, han descrito aquellos años, en que la mayor parte de la sociedad civil argentina, miró para otro lado,porque no quería ver el horror que tenía delante de sus ojos.Esto útimo me lo dijo hace unos días, Tomás Eloy Martínez, el escritor argentino,autor entre otras obras de "La novela de Perón" y "Santa Evita", que acaba de publicar en Alfaguara, "Purgatorio" que recupera la memoria de aquellos años que él vivió en el exilio. Me contó que este libro era un intento de recuperación del tiempo que no pudo vivir en su país; de los afectos que no pudo tener durante aquellos años o de los hijos de los cuáles fue separado por obligación."La única manera que tenía de recuperar aquel tiempo que me fue arrebatado,-me contó-era a través del relato, de la literatura".

"Purgatorio",rebaja el infierno.Hay melancolía y tristeza y denuncia y represión y una historia de amor que traspasa el umbral de las páginas del libro. Treinta años de busca,de espera,de soledades y de silencio.
Tomás Eloy Martinez ha recuperado el tiempo que dejó atrás y une las páginas de su libro a quienes le antecedieron en recuperar la memoria histórica de una sociedad escondida.
Marcelo Figueras en "Kamchatka", hizo una crónica de la supervivencia, del amor y la solidaridad de una pareja perseguida y el afánde preservar a sus hijos del horror. La llevó al cine al cine su tocayo Marcelo Piñeyro con dos protagnistas excepcionales. Cecilia Roth y Ricardo Darín.
Pero antes de Kamchatka los cineastas argentinos han dejado buena prueba de lo que ocurrió en titulos como "La historia oficial", "La noche de los lápices o "Garaje Olimpo". Adopciones ilegales, tortura y muerte. El final de todas las "desapariciones".Veinte años no son nada ,decìa el tango, pero ocho(1976-1983) lo fueron todo.Está bien que no lo olvidemos.

1 comentario:

Isabel dijo...

Seguro que ya conoces el caso de Héctor Germán Oesterheld, víctima, junto a sus cuatro hijas, de la dictadura argentina. Una historia terrible, entre tantas y tantas otras:

http://www.elpais.com/articulo/portada/desaparecido/HGO/historia/argentina/elpepusoceps/20080824elpepspor_7/Tes